¡Manos a la Obra! – con Tus Manos son Mis Manos

Categorías:Comunidad
Etiquetas:

Tus Manos son Mis Manos es un grupo filantrópico que tiene sus raíces en el programa ESCOGE del Movimiento Juvenil Salesiano de Tegucigalpa. Esta es una iniciativa que se puso en marcha hace 10 años para brindar ayuda a las comunidades del municipio de Ojojona en Honduras. En el momento de sus inicios se atendían entre 300-400 familias. En este viaje-brigada, que se lleva a cabo en diciembre de todos los años, se brinda atención médica y odontológica junto con la entrega de medicamentos y víveres. También se reparte una merienda a las personas que visitan porque algunos caminan hasta 5 horas para llegar al centro de atención. A partir del año 2012 se ha estado ofreciendo atención oftalmológica. Los jóvenes trabajan en colaboración con las Hijas de María Auxiliadora, quienes hacen el trabajo de evaluación de casos y distribución de los boletos con los que se atiende a las personas más necesitadas de las comunidades cercanas a Ojojona. En los años más recientes se ha llegado a atender entre 700-750 familias hondureñas cada año.

Se realizan actividades con los niños mientras sus padres son atendidos en las diferentes áreas de la brigada.

Algunos jóvenes entretienen a los pequeños mientras sus padres son atendidos durante la brigada. || Foto: V. Arita || Ojojona || diciembre 2013

Es la cuarta vez que he participado en familia: mis hijos, desde pequeños, mi esposa y yo. Es una experiencia muy bonita, muy gratificante. La sonrisa de la gente, la necesidad, le llenan a uno el espíritu de lo que es diciembre. Nos recuerda porqué nuestro Señor vino acá y a compartir un poco sobre esto. Ahora mis hijos piden venir a Ojojona en diciembre a participar cada año. -Darío Montes, voluntario capitalino

La recolecta para el viaje anual se realiza durante un mes previo; se trabaja en actividades de recaudación de fondos como ventas de comida y lavado de autos. El grupo se divide en comisiones, cada una encargada de un aspecto diferente de la brigada: víveres, ropa, zapatos, niños, medicamentos, y así sucesivamente. La comisión de donaciones es la que se encarga de contactar a las empresas que han realizado donaciones en años anteriores para invitarlos a participar de nuevo.

Dentro de la comunidad Salesiana se hace una invitación abierta durante todo un mes para participar con donaciones de cualquier tipo pero especialmente de dinero, puesto a que es posible para el grupo encontrar proveedores locales que den los productos a muy buen precio.

Los 120 Lempiras que uno gasta por persona en un combo de las comidas rápidas es lo que a estas familias de 4 a 5 integrantes les da de comer por 15 días, pues con esta cantidad se puede comprar 10 libras de maíz, 3 libras de frijoles, 3 libras de arroz, 1 o 2 salsas de tomate, de 2 a 4 bolsitas de café, una libra de manteca y una bolsita de sal. -Isabel Banegas, Tus Manos son Mis Manos

Piden además la donación de tiempo, pues se necesita de voluntarios para llevar a cabo todas las actividades. La tecnología, en especial las redes sociales, ha sido una herramienta invaluable para este esfuerzo, pues provee una manera muy fácil y económica de comunicar a los voluntarios toda la información pertinente. La página en Facebook está disponible para todo público de tal manera que se ha podido dar a conocer esta iniciativa con una variedad de audiencias, compartiendo invitaciones, fotografías, y videos para comunicar el objetivo a sus seguidores. En este año se hicieron presentes algunos jóvenes que viajaron desde La Ceiba para colaborar, pues los miembros del Movimiento Juvenil Salesiano en La Ceiba quisieron tomar la experiencia para formar un grupo más fuerte en su ciudad.

Algunos de sus voluntarios mostrando las manos luego de una jornada de trabajo.

Mostrando sus manos luego de una jornada muy productiva. || Foto: V. Arita || Tegucigalpa || diciembre 2013

Tuve la oportunidad de trabajar por algunas horas junto a estos jóvenes. Me sumergí en las actividades como fotógrafa y como reportera, pero también colaborando directamente a clasificar productos en los sacos y ayudar a movilizarlos desde los camiones hasta su lugar de almacenaje. Pude experimentar de primera mano lo bonito de las “cadenas humanas” que los jóvenes emplean para poder completar el trabajo de una manera organizada y eficiente. Me ha llenado de orgullo poder observar el nivel de entrega con la que todos los voluntarios participan para poder, con sus manos, ayudar al prójimo.

Participo desde hace 6 años desde que estoy en el Movimiento Juvenil Salesiano. Lo que más he trabajado es como edecán. Esta vez estoy trabajando en cuidar el portón de salida. Esta experiencia es lo que me hace la Navidad, es lo que me hace el diciembre. A parte de la misa del 24 es lo más bonito, ir. Es gratificante ayudar y recibir una sonrisa aparte de eso. Lo bonito de todo esto es que está en familia; está entre personas que uno quiere y uno recibe amor como uno lo da. -Fred Patrick Caunter, voluntario capitalino

Edecanes atendiendo a las personas al entrar al centro de atención.

El trabajo de los edecanes es facilitar la recepción de todos los pacientes. || Foto: V. Arita || Ojojona || diciembre 2013
Vanessa Arita
Autor:
Vanessa es una entusiasta amante de la lectura y docente en el área de diseño gráfico. Posee una doble titulación en diseño gráfico y estudios italianos. Su participación con Buen Día Honduras marca su debut dentro del periodismo ciudadano.

Deja un comentario

Nombre*
Correo Electrónico*
Url
Su mensaje*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>